Situada al sur de la Península Ibérica en el extremo suroccidental de Andalucía, en la provincia de Cádiz, la comarca de la Sierra de Cádiz-Pueblos Blancos está comunicada con la zona de la Bahía y la Costa del Sol por la A-382 y con Sevilla por la A-473.
Goza de un clima benigno, de veranos calurosos e inviernos no muy fríos; no obstante en la Sierra de Grazalema (Reserva de la Biosfera) se registra un microclima que se caracteriza por su alto índice de pluviosidad, el mayor de España.
Sus pueblos blancos, de urbanismo andalusí y valiosos vestigios arqueológicos, que se encaraman en las laderas de las montañas son toda una alternativa al turismo bullicioso además de una garantía para el disfrute de la naturaleza. Por ello,  es uno de los destinos preferidos por los amantes del turismo rural.
Su amplia oferta de turismo activo, en el marco de sus dos espacios naturales protegidos (Grazalema y Alcornocales), una gastronomía que se nutre de los productos de la tierra y fiestas y tradiciones con carácter propio completan la nómina de los múltiples atractivos de esta zona gaditana.

GUIA INTERACTIVA DE LOS PUEBLOS BLACOS